Rent-back

Leasing tecnológico o Renting tecnológico

Hoy en día, todas las empresas necesitan de una financiación adecuada independientemente de su actividad. En el ámbito de las TIC, es necesario que mantengamos nuestros equipos actualizados y la financiación de estos activos se torna en una tarea compleja. Esta financiación puede llevarse a cabo con recursos propios pero también podemos optar por opciones como el leasing tecnológico o renting tecnológico.

Tomar la decisión de elegir un leasing tecnológico o renting tecnológico, puede ser complicada debido a sus similitudes pero debemos ver cuál nos es más conveniente.

Entonces, ¿cuál es la mejor opción para mi negocio? ¿Leasing tecnológico o renting tecnológico?

El leasing es un contrato de arrendamiento financiero de bienes de equipo mediante un contrato en el que se prevé la opción de compra por parte del arrendatario. Este tipo de contrato permite una financiación al 100% pagando unos intereses elevados por la cantidad financiada y exige un préstamo asociado. Estos bienes no se transferirán hasta que se ejercite la opción de compra. En cuanto a ventajas fiscales, no existe un ahorro fiscal neto y siempre va sujeto al IVA a un 18%. Además, a la hora de comprar equipos informáticos, cuando paguemos la cuota residual, nuestro bien estará ya obsoleto ya que esta cuota se ejercita en un plazo mayor de dos años.

Por otro lado, el renting tecnológico es una fórmula flexible destinada al alquiler a medio y largo plazo de equipos y servicios que cuenta con la posibilidad de adecuar la cantidad y características de los mismos a las necesidades de la empresa. De esta forma, podremos cambiar, ampliar y devolver los equipos a través de la renovación tecnológica, sin generar endeudamiento.

Hablamos de una alternativa que, por la sencillez de su gestión y rapidez de aceptación y pago, se ha ido extendiendo rápidamente en el sector de las TIC, sector en el que la obsolescencia tecnológica es uno de los principales problemas.

Los contratos de Renting aportan coberturas mucho mayores y, aunque su coste monetario sea mayor, no estamos pagando ningún tipo de carga financiera y ofrecer las siguientes ventajas:

  • Aumentar sus ventas
  • Reducir los riesgos por impagos
  • Reducir la presión por descuentos
  • Realizar un seguimiento de los contratos y la posibilidad de llevar a cabo renovaciones constantes
  • Reducir sus plazos de cobro

Entonces, ¿leasing tecnológico o renting tecnológico? Desde IT Renting recomendamos la fórmula del Renting tecnológico ya que Una de las características de IT Renting es su flexibilidad a la hora de ampliar o renovar los equipos. Esta flexibilidad también es extensible a los contratos de renting que pueden adaptarse a las necesidades que nos demande el cliente.