Renting Como Alternativa De La Crisis

Renting como alternativa de la crisis

Durante los tiempos de crisis, es normal que los recortes de presupuesto tomen una alta popularidad en el entorno de las pymes. Al mismo tiempo, la concentración de las inversiones en gira en torno a la mejora de los recursos utilizados para el corazón del negocio y, por eso, un amigo es el renting como alternativa de la crisis.

¿Por qué proponemos el renting como alternativa de la crisis?

Frente a este panorama, es normal que las pymes lleven la renovación de su equipamiento tecnológico al segundo plano, aunque esta renovación pueda suponer el aumento de su productividad y el establecimiento de grandes diferencias con sus competidores más directos.

Flor Uzquiano, Iberian Marketing Manager de OKI España, reconoce que uno de los grandes problemas de las pymes es la liquidez. “Sus políticas de ahorro de costes van encaminadas a eliminar grandes desembolsos, pero al mismo tiempo no pueden perder el carro tecnológico y correr el riesgo de caer en la obsolescencia tecnológica”, sentencia.

renting como alternativa de la crisis

La lucha entre la reducción de costes y la visión del valor añadido que aportan las TIC a las pymes, quienes buscan mejorar su equipamiento de manera regular, ha resultado en la búsqueda de nuevas fórmulas para mejorar la gestión de los recursos tecnológicos y realizar nuevas inversiones, considerando el renting como alternativa de la crisis, la cual va tomando más protagonismo.

¿Qué nos puede ofrecer el renting?

  1. Blindaje contra la obsolescencia tecnológica por medio de un gasto fijo controlado en el tiempo, al que además pueden ir ligados servicios de valor añadido.
  2. Renovación el equipamiento tecnológico según las necesidades de la empresa y las facilidades de gestión son dos de las ventajas más evidentes que ofrece el renting tecnológico.
  3. Deducciones fiscales, al convertir el gasto en tecnología en un gasto corriente y posibilita la deducción de las cuotas de alquiler de los equipos del Impuesto de Sociedades.
  4. No se inmovilizan en el balance de la empresa, ni se recoge en el pasivo la deuda contraída con la entidad financiera que haya facilitado los recursos necesarios para llevar a cabo las operaciones. Finalmente, el IVA se devenga en su totalidad.

Conociendo todas estas ventajas, podemos considerar al renting como alternativa de la crisis.