Rent-back

Rent back informático, aumenta la flexibilidad y liquidez de tu negocio

El rent back, que es aplicable no solo a equipamiento informático sino también a otros bienes muebles e inmuebles, se ha convertido en una forma muy común de gestión de la infraestructura de la empresa debido a sus numerosos beneficios fiscales y financieros.

El rent back informático es una modalidad de gestión del equipamiento informático de una empresa que permite ampliar el flujo de caja, disfrutar de ventajas fiscales y ganar libertad en cuanto a la disposición del mismo. Consiste en vender los equipos que la empresa posee a una tercera que, a su vez, los pone de nuevo al servicio de esta en régimen de alquiler.

El panorama económico y social en el que nos encontramos inmersos tiene como una de sus características principales la constante variabilidad de las oportunidades, los retos, las tecnologías… Y ante este escenario, como es lógico, la propiedad de todo equipamiento, con su deterioro y sus costes fijos asociados se presenta como una carga a evitar.

Esta situación se acentúa en el caso de los equipos informáticos, que, además de deteriorarse e implicar unos determinados costes fijos, han de ser amortizados en muy breve periodo de tiempo debido a su rápida obsolescencia.

El rent back informático viene a solucionar este problema, ya que permite a tu empresa vender los equipos informáticos que actualmente posee a IT Renting, obteniendo así una liquidez inmediata que te permite mejorar el balance de la empresa sin tener que deshacerte de los equipos, ahorrándote así las molestias que ello implicaría. Y esto es posible porque una vez realizada la venta, puedes alquilar esos mismos equipos a IT Renting mediante el pago de una cuota mensual. Además, mediante el rent back es posible renovar progresivamente el equipamiento informático, de manera planificada y sin aumentar el coste de las mensualidades.

sodfjewoi

Ventajas del rent back informático:

  • Mejora del balance económico gracias a la enajenación de activos y a la liberación de los bienes del proceso de amortización.
  • Obtención de liquidez inmediata.
  • Las cuotas del renting son un gasto deducible fiscalmente al 100% y la cuota del IVA soportado también se reduce.
  • Mejora de los ratios de endeudamiento. La cuota mensual se convierte en un gasto que repercute en la cuenta de explotación sin afectar al balance de situación.
  • La capacidad crediticia frente a los bancos no sufre perjuicio alguno.
  • Posibilidad de negociación de las cuotas mensuales y de la duración del contrato.

Si quieres recibir más información puedes llamarnos al 91 490 51 73 o mandarnos un correo electrónico.